- Economía

Diferentes formas políticas y económicas de enfrentar las crisis de Grecia e Irlanda

UE bandera usada

Todos los tipos de crisis económicas pueden tener diferentes formas tanto en las causas como en la solución. Hoy vamos a analizar cómo se enfrentaron a la última crisis Grecia e Irlanda, así como sus consecuencias.

Volvamos a 2007. Irlanda y Grecia eran dos países que habían crecido un 40% y un 60% desde que adoptaron el euro. La crisis de 2008 afectó de forma muy profunda a Europa y en particular a estos dos países. En 2014 el PIB de Irlanda se había recuperado. En cambio, el PIB de Grecia cayó hasta niveles de 1999.

¿Cómo es posible que uno se recuperara así de pronto y el otro cayera de esa forma?

Esta respuesta la podemos encontrar en las políticas económicas que se habían adoptado en los años de la crisis.

Irlanda por una parte se encontró con una contracción de más de un 10%, con una burbuja inmobiliaria brutal, desempleo elevado y un gran déficit fiscal. El gobierno rescató a la banca y esto elevó el gasto público. Por otra parte, redujo la carga impositiva, lo que hizo que la deuda pública se multiplicara por 3 en pocos años.

Una vez se realizó el rescate bancario, Irlanda entro en una fase de austeridad. Se controló el déficit y se realizaron políticas para contener gastos y aumentar el crecimiento.

Grecia hizo todo lo contrario. El aumento del gasto público fue brutal, pero no lo hizo solouna vez, sino que tuvo un déficit de entre el 10% y el 15% durante bastantes años. Además, se subieron los impuestos y se cerraron al resto del mundo. El índice de libertad económica no los deja en buen lugar, al contrario que Irlanda. Su deuda pública alcanzó el 180%.

La entrada de Syriza no hizo sino que aumentaran los gastos internos del país y complicar la situación que de por sí ya era bastante compleja. Posteriormente se acabaron plegando a las exigencias de la Troika y un par de años después han empezado a crecer.

Ahora es momento de aplicar políticas que posibiliten el libre comercio y empezar a crecer de forma robusta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *