- Uncategorized

Ser emprendedor al acabar la universidad

 

La pregunta que mucha gente se hace al graduarse en la universidad es si debe emprender recién graduado o bien debe esperarse algún tiempo hasta reunir la experiencia suficiente.

Para contestarnos esta pregunta debemos intentar saber si somos un emprendedor nato o no lo somos.

Muchas personas nada más graduarse de la universidad no encuentran que hacer. Muchos continúan trabajando donde hicieron prácticas y prefieren no arriesgar esta buena suerte. Otros piensan en empezar un proyecto personal. Saben que en un principio no tendrán ingresos pero con el tiempo esperan que todo va a mejorar.

¿Por qué arriesgarse? Una empresa puede costar de arrancar, hay que analizar cada proyecto a fondo, el dinero que nos costará, lo difícil que será, pero si lo hacemos bien, veremos que esto es algo de lo que todo el mundo se siente orgulloso, lo ven como algo personal, como a un hijo que han criado desde pequeños y lo han hecho crecer.

Al ser jóvenes, tenemos ventajas, pero también hay complicaciones añadidas. Queremos hacer cambios en la sociedad pero también tenemos miedo a los retos y comenzar un proyecto es una gran dificultad. Es normal que nos dé miedo, pero debemos ver más allá y que es posible que nuestra empresa resulte exitosa dándonos todos los miedos incluso risa en el futuro.

En un principio, al salir de la universidad, muchas empresas buscan a los mejores estudiantes ofreciéndoles las mejores ofertas, pero con el tiempo todo esto se diluye y se pierden las ganas de ir a trabajar. Dejamos de ser nuevos y mucha gente lo acaba pasándolo mal en sus empresas.

La experiencia es importante, por supuesto, pero ganarse uno su propia experiencia lo es todavía más. Podemos aprovechar las pocas responsabilidades que tenemos como jóvenes para poder arriesgar en algo que en un futuro puede darnos una vida mejor así como un orgullo que poder contar.

Además, seremos nuestro propio jefe, con lo que ello significa, que por fin nadie va a mandar sobre nuestra vida. Nunca más.

Esto tiene partes malas, no vamos a engañarnos. Tendremos que trabajar más, asumiremos riesgos, etc. Pero esto lo hablaremos en otro post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *